martes, 6 de marzo de 2007

Hoy es Plutones; ¡Bien!


El viernes acaba uno exhausto pero feliz del inicio del fin de semana. Tienes muchos planes para el sábado. El sábado tienes intactas las energías y no te importa trabajar en casa o en las cosas pendientes. Tienes todo el fin de semana por delante para hacer lo planificado con la familia, con los amigos, con quien sea. Y llega el domingo y ya se ha acabado todo... y no he hecho nada de lo planificado, y estoy cansado, y además toca preparar la comida de la semana, o discutir por los deberes no acabados, o preparar la ropa que me pondré, o se pondrá, o se deberían poner. Me agobio, me agobio, quiero huir. -¡Mier...!. Mañana puto lunes y sin tiempo para ir al banco, o a hacienda, -¿quien lleva hoy a los abuelos?-, -¿quién recoge a los niños?-, -¿Cuando me corto el pelo?- -¿El taller? . Y Yo tengo suerte, no me imagino a quien trabaja en el corte ingles o carrefour. O los panishop abiertos todos los días. O los camareros, o las enfermeras a turnos, o los vigilantes de noche. O quien tiene que cuidar a su enfermo... Bueno, a todos los que hemos dejado de ser niños.
A la semana le falta un día. Siempre se ha dicho para cuando las semanas sin lunes, pero entonces las semanas serían más cortas y habría mas fines de semana, y...NO, no es esa la solución. Yo me planteo añadir un día a la semana, incluso me conformaría con que fuera al mes. El 'plutones', en honor a ese ex-planeta que quiso ser y no le dejaron. Propongo la creación de un nuevo día distinto a los demás. Ni de trabajo, ni de fiesta, sin compromisos. Un día en el que estuviese prohibido todo, empezando por los pensamientos (que también se cansa uno de pensar tanto).

La idea es un día aceptado universalmente para toda la humanidad donde no tuvieras que responder ante nadie. Ni en tu casa, ni en la calle. ni en el autobús... Si, ni en el autobús ya que no habría autobús, no podrías ir a ningún lado. Ni tiendas, te quedas sin comer o te comes el pan duro del día anterior ya que tampoco se puede cocinar, ni hacer la cama, ni limpiar el polvo. Prohibido pesarse, prohibido afeitarse, prohibido maquillarse. Ni toca fútbol, los recoje-pelotas también tendrían plutones como todo el mundo. Se puede no hablar con nadie si te apetece sin estar mal visto. No se puede escucharme a mi mismo. Un día en que pienses que si un amigo no me ha llamado hoy es porque es plutones y los plutones no funciona el teléfono. Ni la tele, Ni el coche, está prohibido circular, no hay gasolineras, ni taller de urgencia, ni trabajan los de las grúas. Ni tienes porque saludar al portero, es plutones y hoy no se saluda. Ni hay porteros, ni guardas, ni vigilantes, ni tarjetas de fichar, ni tarjeta Maestro-Esclavo, ¿para qué? no funciona el dinero, no funciona nada.

No funcionaría la radio ni tendríamos políticos, no hay noticias buenas ni malas, no hay noticias. Ni cajeras de mirada asesina ni jueces interperritos. Todos alelados discurriendo todo el día -¿porqué a tí, plutón, si no has hecho nada?.

Levantarse así, por la mañana, por la tarde o por la noche en un plutones significa despertarse cuando quieras y saber que hoy toca descanso de la mente, que el cuerpo y el alma ya tienen sus propios momentos. Abre los ojos, cierra el puño y con un movimiento rápido hacía abajo grita: - ¡Bien!, hoy es plutones.

Postdata: De hecho los animales viven así, en un plutones continuo desde hace millones de años y creo que no echan en falta el resto de los días para nada.

4 comentarios:

puebladecastro dijo...

Me parece genial la idea de la existencia de los plutones, pero en mi mente se ha generado un dilema: "ser o no ser", es un festivo o de trabajo, ¿qué ocurrira cuando me levante? ayudme a resolverlo.

Ondias dijo...

Si realmente te haces esa pregunta no estás preparado para disfrutar de los plutones.
Muy abreviadamente te cuento un relato que por ahí corre. En una reunión de profesionales le toco el turno a un ingeniero y le preguntaron: -¿Que prefieres, tu mujer o tu amante?- y él contesto: -Las dos.- Sorprendidos le preguntaron el porqué y el contestó: -Porque así mi mujer cree que estoy con mi amante y mi amante cree que estoy con mi mujer, y yo puedo seguir trabajando. ;-)

mangel dijo...

Muy bueno. Aunque si sales, sonaría mal decir que te vas de plutones.

Anónimo dijo...

Me apunto a la idea...aunque hay que recordar que creo que fué Borges quien dijo que "quizá los días laborables tengan razón"...